Nacida en El Oro, un corregimiento del municipio de Sabanalarga, en el occidente de Antioquia, a unas cinco horas de Medellín, Arelys tuvo una infancia difícil. Miembro de una extensa familia (fueron 14 hermanos, de los cuales sobreviven ocho) pasó los primeros años de su vida recogiendo café y ayudando en la finca de su padre. “Nosotros vivíamos en el campo, mi padre es analfabeta. Él se dedicó toda la vida a la agricultura, y los 10 primeros años de mi vida yo también los dediqué solo a eso. No teníamos dinero para comprar casi nada. No teníamos televisor, ni siquiera luz eléctrica, y al pueblo, los niños, bajábamos una vez al año, en diciembre. Tampoco  pude estudiar porque ni siquiera había una escuela cerca”.

 Cuando tenía 10 años su madre tomó una decisión. “Mi papá siempre ha sido un gran hombre: respetuoso, trabajador, pero mi mamá le dijo que no quería que sus hijos corrieran su misma suerte, y que se iba con todos nosotros para Sabanalarga para que pudiéramos estudiar”. Finalmente pudo comenzar en la escuela y, para sobrevivir, vendían tamales y naranjas que el papá mandaba de la finca.

 En 1994, a los 16 años, y acosada por las necesidades, dejó Frontino. “Le dije a mi mamá: Aquí vivimos en una pobreza horrible, me voy para Medellín a ver qué puedo hacer”. Sin saber nada de peluquería, consiguió empleo en un salón de belleza. “Trasquilé mucha gente, pero le dije a la dueña que no tenía donde vivir ni que comer, que no me diera la espalda. Esa señora, a quien quiero y agradezco enormemente, me enseñó mucho y, en febrero de 1995, me regaló unas tijeras, una maquinita y una capa para que me rebuscara la vida”.

 Regresó a su pueblo, volvió al colegio, y comenzó la mejor etapa de su vida hasta ese momento. “Puse un salón en la casa de mi mamá. Solo tenía un taburete y un espejo quebrado pero llegué a motilar 30 o 40 personas en un día”. Por primera vez desde que tenía memoria tenían dinero para comer todos los días, no pasaban penurias y el futuro se veía prometedor. Demasiado. “En diciembre de ese año me llegó una boletica a mi casa. Ya venía el ‘run run’de que habían grupos armados en la región, y en el papelito me decían que tenía que presentarme en un sitio”.

Como contratar a Arelys Henao?
Para contratar a Arelys Henao puedes comunicarte al +57 313 723 47 93 – +57 317 646 8475
o por medio de correo electrónico contacto@gofarent.com